Puede interesarte ...

miércoles, 24 de marzo de 2010

Disturbing Auctions. Cosas realmente curiosas a la venta en Internet

Antiguamente existía una sección en eBay llamada "Divertido, insólito, ..." donde se anunciaban cosas realmente extrañas y chocantes que estaban a la venta. Ventas de almas, amigos invisibles, de tiempo, de conceptos etéreos, de amistad, pueblos, aviones y en realidad, cosas de todo tipo. Incluso aquí en Subastando en la Red de vez en cuando dedicamos una entrada a este tipo de artículos.

Disturbing Auctions es una web que rescata este tipo de conceptos y a su vez los publica continuamente clasificando los distintos objetos por categorías. Aunque por lo general, nuestra visita no irá más allá de echar un vistazo a los articulos y esbozar una sonrisa, tampoco sería raro encontrar algo que realmente nos interesara, o que ni siquiera sabíamos que existía.

jueves, 18 de marzo de 2010

Tipos de compradores. Cuando ni él mismo sabe lo que quiere

En este blog se ha hablado en numerosas ocasiones de los compradores que hablan en hoygan, que pujan a tontas y a locas y luego no pagan, o los que chantajean con el voto para lograr una reducción del precio.

Pero dejando de lado a aquellos que van de mala fé o pujan por diversión, hay un tipo de compradores que realmente quieren comprar pero no saben lo que quieren. Este tipo de compradores tienden a dar por supuesto todo, siempre a su favor y suelen ser problemáticos porque no leen, sino que se imaginan.  Si los gastos de envío no vienen detallados, quiere decirse que el envío es gratis (aunque venga desde Japón). Si es una prenda de ropa, dan por hecho que tienen de todos los colores, incluido el suyo. Si es un aparato de tecnología, el aparato funciona correctamente e integra todos los accesorios, incluidos aquellos que ni siquiera iban en el pack original. Suelen enfadarse si el vendedor les habla en su idioma nativo o en inglés, ya que insisten en que ellos han comprador el artículo en Internet y por ello el vendedor tiene la obligación de hablar y leer otros idiomas (a pesar de que lo que ellos escriben no es ningún idioma en realidad) y lo mismo se aplica a la moneda y a los medios de pago. Si ellos quieren pagar en Euros, el vendedor debe de aceptar Euros, aunque el artículo venga de UK, y si ellos quieren pagar contrareembolso, lo mismo.


Con frecuencia, la realidad supera la ficción. No hace mucho encontré un anuncio de un sillón de 3 plazas que se pagaba y recogía en origen, y la compradora estaba indignada porque el vendedor se negaba a enviárselo por Correos. Naturalmente el vendedor se plantó en sus trece y dijo que si lo quería, allí lo tenía, y si no, le abría una disputa por impago.


Para muestra, dos botones.


martes, 16 de marzo de 2010

¿Cómo comprueba Paypal los envíos?

Con frecuencia todos nos hemos preguntado como es capaz de decidir Paypal en medio de una disputa si un artículo ha sido enviado realmente o es sólo una triquiñuela del vendedor. La principal herramienta con la que todas las partes cuentan para comprobar esto es el código de seguimiento proporcionado por Correos en los envíos certificados (o en el resto de compañías, en cualquier modalidad).

Ahora bien, este sistema tiene una laguna bastante clara y es ¿qué ocurre si el vendedor proporciona un nº de seguimiento falso? 
Pues bien, si el nº de seguimiento está creado de forma artesanal, seguramente no reúna los criterios definidos por Correos para ser un nº de seguimiento válido, con lo que "cantará" nada más se introduzca en el localizador de envíos de Correos.

Ahora bien, si el vendedor-timador es un poco más astuto, es posible que coja el nº de seguimiento de otro envío realizado en los mismos días. Como la web de Correos sólo proporciona información sobre los estados del envío y la fecha en que cambia dicho estado, a través de dicho sistema no se puede ver la dirección donde se entregó, sino solamente que se entregó.

Cuando las cosas se ponen mal y una disputa pasa a reclamación, el vendedor legítimo que realmente ha cumplido su parte aún tiene una baza que jugar, y es pedir a Correos un certificado de entrega. Cuesta 2 Euros y permite saber exactamente quien y donde recogió el paquete. Este servicio se llama: "certificación de prueba de entrega".

De esta forma, el vendedor no tiene nada que temer al enfrentarse a una reclamación contra un timador experto (aunque los timadores de Paypal suelen preferir los envíos ordinarios para hacer su jaimitada).

domingo, 14 de marzo de 2010

Nuevos cambios en ebay

eBay vuelve a endurecer las condiciones de satisfacción y calidad para vendedores y compradores, aunque debido a su tendencia a la sobreprotección del comprador, estas sólo aplican a vendedores. Se reduce el mínimo practicamente en todos los aspectos que controlaba el DSR (las "estrellitas") endureciendo así los criterios para poder vender en el portal.






viernes, 12 de marzo de 2010

Correos y los distintos estados del sistema de seguimiento o tracking

Cuando se envía un bien a través del sistema de Correos, si hemos contratado el servicio de seguimiento (disponible para Cartas Certificadas, Paquetes Azules y objetos certificados), al acceder al sistema de seguimiento de Correos podemos obtener distintas respuestas. Vamos a ver aquí los distintos valores que puede tener nuestro envío.

Antes de seguir, voy a comentar que hay estados que una vez alcanzados sólo pueden llevar a otros. Es decir, un paquete que está en Tránsito no puede regresar a estado "Aceptado". Lo mismo que si está "Entregado". Por otro lado, Correos no muestra las distintas paradas del paquete, cuando estas son repetidas (por ejemplo, generalmente sólo muestra una línea de "Tránsito", aunque haya pasado por varias estaciones de clasificación).

Los estados, de inicial a final, son:
  • Aceptado . Cuando se entrega el paquete en Correos, se paga, y se le asigna un número. Aquí todavía está en la oficina de origen y de cara a pararlo, todavía sería posible.
  • En tránsito. Cuando el paquete ya ha salido de la oficina de origen y ha llegado a una estación de tránsito o intercambio. Es decir, que equivale a decir "De viaje".
  • En oficina destino. Esto ocurre cuando el paquete ha llegado a la oficina donde vive el destinatario.
  • En proceso de entrega. El paquete va en el coche de reparto.
  • Entregado en destino. El paquete ha sido aceptado y entregado por el destinatario.
  • En proceso de devolución. El destinatario no ha recogido el paquete en plazo o no lo ha aceptado.

A los anteriores, hay que añadir un estado más, que sólo se da lugar cuando el paquete debe atravesar una aduana:

  • Reencaminado. Una vez que el paquete ha conseguido atravesar con éxito una aduana.


Al primer estado, hay que añadir una excepción , que se da muy raramente, pero que alguna vez me ha ocurrido, y consiste en que en la oficina de origen anulen el envío que has hecho.

  • Anulado o cancelado. El paquete no va a ser enviado.

Este último caso es sumamente raro, y conviene ir corriendo a la oficina de Correos para ver qué ha pasado o si le han asignado un nuevo número (como en mi caso).

lunes, 8 de marzo de 2010

Nueva reforma legislativa al tema de las aduanas

No hace mucho del tema de SpeedTrans y la concesión del servicio de rescate de envíos de las aduanas cuando ya tenemos el nuevo "invento" para pagar más por nuestras compras: La nueva ley 2/2010 , que modifica a la anterior ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, establece que:

Estarán exentas del Impuesto las importaciones de bienes cuyo valor global no exceda de 22 euros.

Se exceptúan de lo dispuesto en el párrafo anterior:

1.º Los productos alcohólicos comprendidos en los códigos NC 22.03 a 22.08 del Arancel Aduanero.

2.º Los perfumes y aguas de colonia.

3.º El tabaco en rama o manufacturado.


La gracia del invento reside en el que el anterior umbral para no pagar IVA era de 110 Euros, cantidad bastante razonable. Ahora se rebaja hasta los 22, y no sólo eso, sino que en los 22 Euros va incluido todo, no sólo el valor neto del artículo. Y cuando digo todo, quiero decir también los gastos de envío del artículo (en muchos casos sólo los gastos de envío ya son más de esos 22 euros).
Ahora más que nunca tendremos que rezar para que en aduanas no se fijen en nuestro paquete (ya que en este aspecto sigue funcionando la cosa igual: si en aduana no lo paran, no hay que pagar).